Imagen

 

24 de Septiembre del 2012.
Nunca me hubiera imaginado que tantas cosas podían pasar en un sólo mes. Más cosas malas que buenas en realidad. Pero siempre puedo fingir que todo está bien, y cuando no puedo hacerlo, sencillamente me escondo. 

Las cosas que pasaron ayer, y la semana pasada quedan ahora como el recuerdo de una experiencia más, de un montón de posibilidades entre lo que fue y lo que pudo haber sido, tal vez como el recuerdo de cicatrices. Hoy, (26 de sept.), no tengo ganas de sentirme bonita como me gusta, pero no importa, es sólo un episodio de los muchos que atravieso cada día. Vivo viajando entre la hipomanía y la alegría inexplicable. Eso sí, la hiperactividad se queda, siempre. Es mi forma de ganarle a la bipolaridad. 
“Shariel ¡¿Que te has fumado?!” 
Sólo quienes me conocen pueden entender de qué estoy hablando.
¡Odio las mañanas nubladas!
Anuncios