Se va el 2011.

Se va y nos deja una melancolía por las cosas buenas y una especie de alivio porque ya pasaron las malas.

Para mí, la verdad fue un año maravilloso, ¡súper largo! empecé cosas que siempre quise, pero no me animaba por cobarde, conocí gente maravillosa, rescaté amistades que creía perdidas, mejoré lazos con muchas personas que me acompañarán toda la vida, este año cambié el color de mi pelo más veces que en toda mi vida! 😀 inicié un par de proyectos que, gracias al apoyo y la confianza de varias personas, empiezan a ponerse de pie, mis libros fueron comentados positivamente, me entró paranoia porque gente que no conozco me para en la calle o en los boliches: “Tu eres la Bap?” o “¡Shariel!” y bueno, no me quejo 🙂

El 2012, sé que será un año insuperable, muchas de mis metas prometen cumplirse la primera mitad del año, si me esfuerzo y trabajo junto a las personas indicadas, se que todo marchará de maravilla. Desde ahí, me sentiré cada vez más cerca a mis sueños de vida, esos sueños que, cuando nacieron parecían simples fantasías. Ahora, casi puedo tocarlos con los dedos, me hace muy feliz.

Sólo me queda decirles a todos ustedes: mis amigos, mi amor, mi familia, mis conocidos, mis compañeros, mis colegas, mis lectores y mis leídos, todas esas personas que siempre tendrán una sonrisa para mi (y yo para ellas, como ya saben), que los quiero muchísimo y que son ustedes, con sus palabras de apoyo, quienes me dan la fuerza para seguir trabajando, con un simple “cms” o un “felicidades” ya significa muchísimo para mi, porque siento que no ando sola. Les deseo todo lo mejor este 2012, con todo mi corazón espero que todos puedan cumplir sus metas, que puedan soñar más alto, sin temor de vivir sus sueños, sin temor de vivir su vida ¡porque sólo tenemos una!. Vívanla, no esperen a que el tiempo los soprenda con las ilusiones marchitas, con un “hubiera querido hacer esto, pero nunca lo hice” creo que no existe cosa más triste en la vida. Así que no sean cobardes… ¡atrévanse siempre a más! Les envío un fuerte, fuertísimo abrazo y un besito en cada cachete.

¡¡¡FELIZ 2012!!!